Crítica de libros

En defensa del marxismo reúne los escritos y cartas de León Trotsky en torno a la crisis política desarrollada durante los años 1939 y 1940 en el Socialist Workers Party (SWP), la sección estadounidense de la Cuarta Internacional.

El presente libro es una recopilación de textos escritos por León Trotsky, en los que se expone un análisis dialéctico de las causas de la degeneración del Estado obrero en la URSS. Trotsky, a la vez que sometió a un exhaustivo estudio las bases sociales, económicas y políticas que condujeron al ascenso de Stalin y de la casta burocrática, elaboró un programa y una alternativa de lucha para recuperar la democracia obrera destruida por el régimen totalitario.

León Trotsky escribió esta pequeña joya del marxismo en 1923. Aquel año no sólo representó una nueva derrota de la revolución en Alemania —acentuando el aislamiento de la Rusia soviética—, también marcó el inicio de la batalla contra la burocratización creciente del partido comunista de la URSS y el Estado obrero, y el surgimiento de la Oposición de Izquierda.

Este mes de marzo se cumplen cien años de la fundación de la Internacional Comunista. La gran organización revolucionaria, creada al calor de la victoria de Octubre, provocó auténtico pavor entre la clase dominante de todos los continentes. El mensaje de Marx y Engels, ¡Proletarios de todos los países uníos!, se hacía carne y hueso anunciando un mundo nuevo sin explotación.

Por los años que le tocaron vivir, Mother Jones fue una testigo privilegiada del despertar del movimiento obrero estadounidense, de la transición de millones de oprimidos desde una clase en sí a una clase para sí. En estas páginas se pueden leer las extremas condiciones de explotación que padecían, y que hacen honor a las palabras de Marx: “el capital vino al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies hasta la cabeza”.

La Fundación Federico Engels acaba de publicar el gran libro de Larisa Reisner, Hamburgo en las Barricadas. Su figura y su obra, olvidada y sepultada como la de otros revolucionarios por años de censura estalinista, es toda una inspiración. Lev Sosnovsky, un gran periodista comunista que la conoció muy de cerca, resume muy bien lo que fue: “...lo que identificó a Larisa Mijáilovna podía definirse con una tosca combinación de palabras: una pasión salvaje por la vida”.

COLABORA CON NOSOTROS Y HAZTE SOCIO

Hazte socio de la Fundación Federico Engels y contribuye a su mantenimiento económico y favorece el desarrollo de sus actividades y publicaciones.

¡Ayudanos a defender y difundir las ideas del marxismo revolucionario!

Ver más información...

@ Fundación Federico Engels. Todos los derechos reservados

Condiciones legales de uso y política de privacidad